6 erros que fazem você perder dinheiro no seu e-commerce

6 errores que te hacen perder dinero en tu comercio electrónico

Con las distintas plataformas digitales existentes, tener un negocio online se ha convertido en algo fácil, práctico y muy rentable. Sin embargo, es común cometer algunos errores en este proceso y que impiden alcanzar los objetivos y beneficios deseados. Por lo tanto, para tener éxito y no perder dinero en el comercio electrónico hay que tener en cuenta varios factores.

Este es el tema del artículo de hoy y si quieres saber más sobre cómo evitar errores, ¡acabas de encontrar el material ideal! A partir de ahora vamos a señalar seis errores muy comunes que acaban afectando a los beneficios y generando pérdidas para tu negocio online. Compruébalo:

1. tener un sitio lento

Quien elige comprar en línea, suele hacer la elección buscando rapidez y comodidad. Si el sitio es lento y no ofrece la comodidad requerida, el cliente puede quedar insatisfecho, no finalizar la compra e incluso irse a la competencia.

Problemas como retrasos en el registro, errores en el momento del pago, imágenes que no se cargan o procesos muy largos pueden ser verdaderos tiros en el pie. Esto se debe a que, según un estudio realizado por Aberdeem Grour, los visitantes suelen abandonar la página a los tres segundos, si no encuentran lo que necesitan.

Por lo tanto, para no perder dinero, es muy importante prestar atención al funcionamiento de su comercio electrónico y tener personas responsables de su mantenimiento. En caso de problema, siempre es bueno tener un programador disponible para corregir el error lo antes posible.

2. Exceso de ventanas emergentes

Para los responsables del marketing digital de una empresa, las ventanas emergentes pueden ser incluso grandes herramientas de conversión. Sin embargo, si se ejecutan de forma incorrecta, o si su uso es exagerado, pueden irritar a los visitantes. Al fin y al cabo, a nadie le gusta una pestaña sobre el producto deseado, bloqueando la pantalla todo el tiempo, ¿verdad?

El uso adecuado de las ventanas emergentes depende de que se ejecuten de forma optimizada e inteligente. No deben cargarse demasiado pronto, ya que pueden impedir que la página se abra correctamente, dificultando la experiencia del usuario y alejándolo. Lo ideal es que se abran después de al menos 10 segundos de haber cargado la página para no entorpecer el rendimiento y la experiencia del visitante.

3. Problemas de logística

Como se ha dicho, la idea de un comercio electrónico es ofrecer rapidez, comodidad y una experiencia de compra agradable al usuario. Así pues, imagine la siguiente situación: la empresa tiene un sitio web interesante con una buena usabilidad y productos que realmente interesan a los clientes, pero cuando llega el momento de finalizar el pedido y realizar la entrega, deja algo que desear.

Los retrasos en la entrega y los gastos de transporte con un valor elevado pueden generar insatisfacción en los consumidores. De hecho, las investigaciones muestran que cerca del 75% de los usuarios abandonan la compra cuando se enfrentan a estos factores.

Por ello, es fundamental que el comercio electrónico ofrezca un precio justo por la entrega, ya que hay casos en los que esta tarifa es superior al precio del producto deseado. Además, es bueno ofrecer más de una opción de envío para los clientes que quieran pagar más para tener el producto más rápido o incluso para los que quieran programar el día de entrega.

Por último, mantenga al comprador informado sobre la ubicación y la situación de los productos, principalmente por correo electrónico. También es interesante utilizar una integración con el sistema de Correos que proporciona un código que puede ser rastreado por correo electrónico, sms o en la propia página web.

4. No tener soporte para dispositivos móviles

En tiempos de uso generalizado de dispositivos móviles como tabletas y teléfonos inteligentes, no tener un sitio que responda a dichos dispositivos es un gran error de gestión. Esto significa no dar servicio a una gran parte de la población, que accede a Internet principalmente a través de estos medios.

La falta de una versión móvil es un error castigado incluso por Google, que no muestra estos sitios como resultados en las búsquedas realizadas por dispositivos móviles. En otras palabras, el comercio electrónico que no cumple este criterio está perdiendo dinero.

Para solucionar este problema es necesario invertir en técnicas de diseño y desarrollo de sitios que se adapten a todos los tamaños de pantalla. Otra buena opción que, dependiendo de tu negocio, puede valer la pena es la creación de apps &mdash pueden facilitar la compra a quienes acceden a tu tienda por medio de tablets y smartphones, además de ahorrar en el uso de datos móviles.

5. Divulgación insuficiente o incorrecta

Se puede invertir mucho en la calidad del sitio y en la experiencia del usuario, pero si no se hace una buena divulgación, es posible que su cliente ideal ni siquiera sepa que su comercio electrónico existe, lo cual es un error que afecta directamente a los ingresos. Este error suele producirse por dos factores:

  • la falta de planificación;
  • falta de herramientas de marketing digital.

Para evitar un fracaso como éste, es necesario saber exactamente quiénes son sus clientes, formular una comunicación dirigida a ellos y también crear estrategias de posicionamiento (SEO - Search Engine Optimization) para que el producto aparezca bien situado en las páginas de búsqueda.

6. No responder a las preguntas de los clientes

Por último, otro gran error es no estar disponible para hablar con el cliente. Pueden surgir problemas o dudas con el producto o la propia compra y es muy importante ofrecer este apoyo al usuario.

Aunque algunas empresas utilizan la automatización virtual para responder a los clientes en línea, es esencial disponer de un servicio humano personalizado para que el cliente se sienta escuchado.

Recuerde que un cliente insatisfecho con el servicio online de una empresa puede no volver a comprar e incluso utilizar plataformas como las redes sociales para hacer marketing negativo de su marca.

Todos los fallos mencionados anteriormente pueden ocurrir con frecuencia en las tiendas online, especialmente en las que están empezando. Sin embargo, como has visto, adoptar las estrategias adecuadas no es una misión imposible y evita que pierdas dinero en el comercio electrónico. Por lo tanto, cuente con una buena planificación y un equipo cualificado para adaptarse al mercado y lograr su objetivo.

¿Te ha gustado el texto de hoy? Ahora que sabes cómo evitar los errores que te hacen perder dinero en el comercio electrónico, ¿qué tal si aprendes un poco más sobre cómo recuperar los ingresos en 8 pasos?

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.