Como adequar seu e-commerce a LGPD

¿Cómo adaptar su comercio electrónico a la nueva LGPD?

Hace poco menos de un mes, las empresas tenían acceso a los historiales, datos y hábitos de navegación por Internet de los usuarios, a menudo sin que éstos fueran conscientes.

Aunque es una estrategia interesante para personalizar la experiencia del usuario e incluso maximizar la conversión de su comercio electrónico, la práctica es invasiva y va en contra de las nuevas reglas del Ley General de Protección de Datos.

Desde agosto de 2020, esta práctica es ilegal, y los organismos responsables ya están estudiando las sanciones. Por ello, si no quieres que tu comercio electrónico se vea afectado por no cumplir con un correcto tratamiento de datos, lee este artículo y aprende a adaptar tu comercio electrónico a la LGPD.

¿Cómo afecta la LGPD a su comercio electrónico?

El marketing junto con la recopilación de datos forma parte del proceso de venta del comercio electrónico, porque facilita el análisis de las preferencias y características de cada cliente. Ya sea para la captación de clientes potenciales, la participación en campañas, la segmentación de anuncios o las promociones y contenidos dirigidos al perfil del cliente.

Con LGPD, Este sistema es utilizado no sólo por los comercios electrónicosLa LGPD se verá afectada una vez que se revise la vía libre de tratamiento de datos en este proceso. Ahora, todo comercio electrónico tendrá que ser explícito con sus clientes y usuarios sobre cómo se almacenarán sus datos y para qué se utilizarán. Además, el el uso de los datos será exclusivo para la finalidad comunicada al cliente. Es decir, habrá que decir si la información se utilizará para generar contacto, envío de boletines, estudios y estadísticas, etc.

Otro punto que se ve afectado por la nueva normativa es el relacionado con las cookies de seguimiento y el análisis del comportamiento del usuario, que se utiliza habitualmente en las tiendas online. El uso de estas tecnologías debe ser informado al usuario desde que accede al sitio y solicita su consentimiento.

Por último, la información personal con fines de venta debe estar justificada y ser plausible. Por ejemplo, el comercio electrónico que vende servicios o productos digitales no requiere información como la dirección del cliente. Si es necesario, el propósito debe estar justificado.

¿Cómo adaptarse a la nueva ley de protección de datos?

Como ya te habrás dado cuenta, la LGPD interfiere directamente en la forma en que los comercios electrónicos se comunican con sus clientes, así que, ¿cómo adaptar tu tienda online para que cumpla con las nuevas normas establecidas por la ley general de protección de datos? Para ello, ten en cuenta los siguientes aspectos:

Política de privacidad

Actualice su política de privacidad según los principios de la LGPD. Una de las principales razones es promover la transparencia sobre el tratamiento de los datos personales, comunicando a sus clientes sobre cada paso, cada finalidad, los profesionales o áreas responsables y dejar claro cómo el usuario puede revocar el acceso a sus datos si lo desea.

Algunos temas a revisar:

  • Finalidad de la recogida de cookies y tratamiento que se realizará;
  • Finalidad de la recogida del registro en el sitio y los formularios, y el tratamiento que se realizará;
  • Finalidad de la recogida de la Lista de Deseos de la tienda y cómo se gestionará;
  • Fácil acceso del cliente a los datos e información que la empresa tiene sobre él;
  • Actualizar el proceso interno de tratamiento de datos, cómo se hará, el área responsable y garantizar el uso adecuado de los datos de acuerdo con el consentimiento otorgado.

Galletas

Las cookies se utilizan para para mejorar la experiencia del sitio mientras el usuario navega. Algunas preferencias de pista para para mostrar contenidos que puedan ser de su interés y otros que a través de la localización, dan opciones de tiendas y puntos de retiro cercanos a su dirección.

A pesar de ser útiles para el usuario y también para el comercio electrónico, según la nueva normativa de la LGPD, el uso de cookies debe ser previamente consentido por el usuario.

Una forma de recoger este consentimiento es mostrar un mensaje en su pie de página, explicando el uso de las cookies y solicitando la confirmación de su uso en la sección del usuario.

Existen herramientas, como LGPDY, que realizan la instalación de este popup y permiten gestionar los consentimientos y también las eliminaciones por parte del usuario.

Seguridad y registro de clientes

Si su comercio electrónico tiene un registro obligatorio para que los clientes realicen compras, es importante dejar claro el motivo y las razones de seguridad que hay detrás del registro.

Las nuevas normas de protección de datos acompañan la preocupación por los datos personales a los que tienen acceso las empresas. Además de ser consciente de cómo se van a utilizar sus datos, el usuario quiere sentirse seguro. Por lo tanto, invierta en empresas de protección de sitios, o sistemas antifraude, y hágaselo saber al cliente.

Lista de deseos y formularios

Es raro que un sitio de comercio electrónico no ofrezca listas de deseos Es una herramienta útil para el cliente que tiene un acceso rápido a sus productos de interés y la empresa dispone de una valiosa fuente de datos para ganar oportunidades de venta.

Las listas pueden seguir utilizándose para conocer el perfil de compra de los clientes, pero es importante aclarar al cliente cómo funciona esta función.

Lo mismo se aplica a los formularios disponibles en el sitio web, que deben comunicar claramente la finalidad de la recogida y el uso que se hará de ellos. Un ejemplo de formulario son las suscripciones al boletín de noticias o las ventanas emergentes de promoción.

Consulta de información

Toda la información que se recoja debe estar disponible para que el cliente pueda solicitar el acceso cuando lo desee. Esta norma se aplica a todas las empresas, ya que va en contra de la autonomía que tiene el usuario sobre sus datos según la nueva normativa.

El usuario puede comprobar la integridad de sus datos e incluso solicitar su anonimato o supresión.

Por ello, es importante facilitar esta consulta al usuario, algunos e-commerces ya han añadido la información en su pie de página, con la política de privacidad, pero no se limita a esto, es necesario crear protocolos para que el cliente verifique los datos.

Por último, somos conscientes de que la transparencia y la comunicación son las bases que deben seguirse para mantener una relación segura y en cumplimiento de la ley general de protección de datos.

ebook: guia sobre a lgpd

Comuníquese siempre con su cliente, hágale saber los procesos por los que pasarán sus datos y déle autonomía para reclamarlos cuando quiera. Hacer que su comercio electrónico cumpla con las nuevas normas no sólo evitará sanciones, sino que también influirá positivamente en la relación con su cliente.

Te ha gustado el artículo de hoy, ¿cuáles de estas prácticas has activado ya en tu web?

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.